No sin mi pelo

Los que me conocen (y me han visto recientemente) se estarán preguntando por qué no dedico uno de mis posts a comentar la hecatombe que una peluquera desalmada de rasgos marcadamente psicopáticos ha hecho con mi pelo. Fui a la peluquería porque tenía el cabello como la niña de The Ring (pero sin algas ni hostias) y le dije a la peluquera “córtame el pelo” mientras sacudía mi larga melena a lo virgen María de forma provocativa para cualquier estilista (claro, luego me dicen que yo me lo busqué). A ella le brillaron los ojos. “¿Por dónde?” Y yo, toda chula, “que me toque el hombro, muy escalado, y déjame un poco de flequillo despuntado”. Eso era como 2 metros de pelo para cortar.

¿Has entendido la medida “que me toque el hombro”? No sé, por si sólo se entiende al este de Raticulín… Ella no lo entendió. Mi peluquera debió de pensar que no tenía cuello, porque metió la tijera y comenzó a cortar con una sonrisa de placer algo siniestra. De vez en cuando se le escapaba una risita de madrastra de Blancanieves que me daba escalofríos… Cuando terminó, entre mi pelo y el hombro cabía un ejemplar de “Los pilares de la Tierra”, edición de tapa dura. ¡Luego dicen que crean tendencia! Sí, me ha generado una tendencia a pegarle fuego a la peluquería. ¡Me ha dejado como Amelie, the movie! A ver, que el pelo tocar, lo que se dice tocar, me toca el hombro, pero sólo si giro la cabeza 90 grados. Entonces la oreja también me toca el hombro.

Lo peor es cuando te ve la gente. “¡La leche, menudo cambio de look!”. Yo, “Ya, bueno…”, dejando claro que no estoy muy contenta. Respuesta del 99% de la gente: “Tranquila, ya crecerá.” Eso es tanto como decir que me queda como el culo pero que burro mal esquilado, a los 4 días, arreglado. Muchas gracias a todos. El otro 1% es mi pareja, que me miró, permaneció en silencio más de medio minuto con la boca desencajada, luego se recompuso y dijo “Tú estás guapa, te cortes el pelo como te lo cortes”, que quiere decir: Es una caca de corte pero te quiero y te respeto, y ningún juez lo aceptaría como motivo de divorcio, así que achanto la boca que estoy más guapo. De fondo, como un leve rumor, me llegaron sus ondas cerebrales. ¿¡Champiñón!? ¿Quién parece un champiñón?

Si no me ves salir de casa en meses ya sabes por qué, me estoy frotando la cabeza con crecepelo compulsivamente.

Una vez, hace muuuuchos, muchos años (corría el año 16 antes de Michael J. Fox), me quise rizar el pelo. Le dije a la peluquera (era otra, pero todas son la misma en el fondo, y si te descuidas termina rebanándote el pescuezo a lo Sweeney Todd. ¡En serio!): hazme un rizo grande. Me puso bigudíes, la muy maderfaquer (¿no se escribe así? Me refiero a “bigudíes”), y me dejó la cabeza como a los Jackson Five. Sí, gracias a eso vinieron de la Motown a ofrecerme grabar un disco, pero cuando rompí un cristal con mi versión ska de “El corro de la patata” retiraron la oferta… Me pasé todo el verano encerrada en casa. Oh, pero no te compadezcas de mí, ¡hice muchas cosas! Leí un montón, aprendí todos los ángulos en los que los rayos del sol incidían en el balcón de mi casa, descubrí tres formas (infructuosas) de suicidarme… Muy instructivo, sobre todo cuando traté de hacerme el harakiri con un cartabón y sólo conseguí hacerme un 7 en la camiseta.

Temo el momento en que las canas se aposenten en mi oscura cabellera (de momento no veo ninguna, todo será que las tenga todas en el cogote, a salvo del ojo de Mordor), cuando una mujer tiene que empezar a teñirse el pelo está perdida. Ahora que lo pienso, no sé por qué los hombres se creen que están exentos de teñirse, ¿se creen que las canas les quedan como a George Clooney? Desengañaos, las canas sólo le quedan como a George Clooney a George Clooney. Y a veces, ni siquiera a él. A lo que iba, cuando empiezas a teñirte ya no puedes parar, tienes que volver cada 2-3 meses a la pelu para hacerte las raíces si no quieres que tu cabeza parezca el K-2 en primavera. Eso sí que es una esclavitud y no lo de ir con grilletes.

En fin, no hay mal que por bien no venga, ya he descubierto el modus operandi para salir victoriosa de la peluquería. Tengo que decir una medida 5 cm más larga que la que quiero para salir contenta. Ejemplo práctico:

SI pides una melena Jesucristo Superstar te hacen un Uma Thurman en Pulp Fiction.

Si pides un Uma Thurman en Pulp Fiction, te hacen un Amelie (mi caso)

Si pides un Amelie te hace un teniente O’Neal (glubs).

Si pides un teniente O’Neal te hacen un María Antonieta… ¿Larga melena recogida en un complicado peinado? No, no, cabeza guillotinada, venas del cuello muy desfiladas para dar volumen y piel asimétrica, más larga de delante que de detrás. ¿Ves como son Sweeney Todd?

La próxima vez que vaya a la pelu me llevaré un rifle de asalto bajo el brazo y lo acariciaré amorosamente mientras le dijo a la asesina de pelotes que me corte sólo las puntas. ¡Sólo las puntas! Vamos a llevarnos bien, ¿verdad? ¡Que estoy MU loca!

 

PD: Bueno, es un poco más largo que Amelie, ¿vale? ¡Pero no es lo que yo pedí!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿Por qué a mí? Diario de una escritora y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a No sin mi pelo

  1. Ostis, que razón tienes!!! Esta semana me ha pasado exactamente lo mismo, aunque con más INRI: la tipa que me cortaba el pelo lo iba haciendo bastante bien y yo pensaba “tate, que esta vez me lo dejan tal y como les he pedido!” Pueees…falsa alarma, la genia me pega un trasquilón y mirandome con cara de Britney Spears (y no lo digo por su cara de diva venida a menos sino por la pinta de querer decirme “Ups, I did it again”) decide arreglar el desaguisado trasquilando por todos lados. Total, yo no he quedado como Amelie pero pretendía salir con unas simples puntas cortadas y un flequillín ladeado y apañaíco y… ahora soy Cleopatra!

    • requefer dijo:

      Podríamos fundar una asociación: “Mujeres con el pelo mutilado.” Anímate, llévalo con orgullo y crea tendencia. ¡Arriba el cleopatrismo! Yo ahora hago eso, voy con la cabeza muy alta, mirando desafiante, y si alguien me dice algo le respondo que llevo el pelo así porque yo quiero. Lástima que todo el mundo mundial haya leído esto y sepa que es mentira…
      ¡Besotes!

  2. Ernest dijo:

    Estoy deseando verte… por cierto, ¿Tienes fotos de tu época Jackson six?

  3. laiaserrats dijo:

    La pròxima vegada tu mateixa, estisores i zas!!!!segur que surt alguna cosa original i molt més baratet!!! vaaaaaaaaaaa que esteu molt guapes les dos!!!!!

  4. Miguel dijo:

    A mi mujer le pasó algo parecido cuando fue a cortarse el pelo a la peluquería y se lo cortó otra persona diferente a quién se lo solía hacer. Yo creo que lo mejor es cortarse el pelo uno mismo.

  5. requefer dijo:

    ¿Qúe me corte el pelo yo misma? Creo que me atribuyes unos poderes paranormales que no poseo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s