Decálogo para la primera cita

Veo a mi alrededor amig@s que se lían la manta a la cabeza y se ponen a buscar pareja, con variopintos resultados, y visto el éxito voy a lanzar unos consejos al aire.

Una primera cita no se prepara mirando lo que vas a ponerte, empieza mucho antes. Es como cuando te van a operar, 24 horas antes empieza el preoperatorio: Nada de ajo, ni de chorizo, ni de cosas encebolladas cuyos vahos puedan escapar en un eructo capaz de aclararle el pelo en dos tonos a tu cita. También hay que evitar fabadas y cocidos varios, no querrás pasarte toda la cita con el culillo apretado para no liberar “il cuesco”. Yo recomiendo subsistir a base de hojitas de menta y polen de flores, pero también puedes comer un poco de chopped (de pavo).

Como con los nervios vas a estar sudando como una chistorra en la sartén te recomiendo que te duches justo antes de salir. ¡Eh, eh, que te vas en albornoz! Pero vístete alma santa, y mantén a tu mascota bien lejos, no sea que te deje como el traje de Salomé en Eurovisión. La ropa tiene que ser moderna pero no estridente, elegante pero informal, sexy pero digna…  Bueno, por lo menos que esté limpia.

Ya sé que te gusta mucho el politono que tienes en tu móvil, pero no queremos que suene “Opá, yo vi hasé un corral” cuando estéis a punto de besaros, sería un “opá” hostil. ¿Te has puesto perfume? ¿No? ¡Corre, pasa por una perfumería y échate algo que tengan de muestra! Bien, ahora está todo a punto (el Nenuco tuviste que coger…). ¿Llevas un detallito? El detallito tiene que ser algo simbólico, algo que diga “Baby, lo siguiente puede ser un yate si te portas bien y te amorras al pilón” (uy, ¿eso lo he dicho yo?). Por ejemplo,  <CUÑÁ PUBLICITARIA> Candela es una seguidora de este blog desde antes de que yo lo escribiera, y tiene una página muy chula donde vende cositas de crochet, de punto, etc. Un llaverito con un ninja siempre viste mucho <FIN CUÑÁ. QUE DESCANSE EN PAZ LA CUÑÁ>.

Bueno, ahí llega tu cita. Oh, my God, está espectacular… ¿Recordaste peinarte? ¿Te pusiste la ropa interior que dice “Sí, pequeñuel@, soy de carne y hueso. Toca, toca…” o la que dice “Sólo hace una semana que voy sin pañal, estoy experimentando”? Demasiado tarde, ya está aquí. ¡Sapristi! ¿Qué haces con un chicle en la boca, que pareces una vaca rumiando? ¡Tíralo! ¡No, no, te va a ver! ¡Trágatelo, corre! Eso es… Venga, saluda… Oye, estás un poco granate, ¿estás bien? Oye… ¡que te caes!

Vaya, todo iba tan bien… Lástima que te atragantaras con el chicle y tuvieran que llevarte de urgencias. Por cierto, no es por malmeter, pero creo que te precipitaste al prescindir de los pañales…

Por cierto, mira qué opinión más chula me ha dejado Peter en Amazon (con 5 estrellas!!):

“Muy buena novela

Viajo mucho y la verdad, creía que me iba a durar más. La he leído en un par de vuelos. En el segundo capítulo ya no podía dejarlo. Una vez que empiezas quieres más y cuando te das cuenta se ha acabado y te quedas enganchado. Me ha gustado tanto que la he regalado a un par de amigos (creo además que es el regalo perfecto). Espero que la escritora, al menos, nos de otra entrega si puede ser, tan entretenida y amena como esta. Gracias.”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿Por qué a mí? Diario de una escritora y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Decálogo para la primera cita

  1. caniselazgz@hotmail.com dijo:

    cuando poneis el capitulo 13 y si me podeis decir donde puedo comprar el libro al otro lado de las llamas me encanta me tiene enganchada un saludo

  2. Candela dijo:

    Gracias por la cuña, y por las risas mañaneras. Por fin he encontrado un poco de tiempo para leer, y en dos dias casi me he acabado la novela, coincido con el tal peter, de momento se me está haciendo corta, pero ya te lo comentaré cuando la termine, que me queda nada.

    • requefer dijo:

      Ok, guapa!!
      ¿Me harás un favor y me dejarás tu valoración en Amazon? Gracias por adelantado!!!
      Lo de la cuña, qué menos, con la pedazo de crisis que hay si no nos apoyamos entre nosotros…

  3. l'osu l'arbideiru dijo:

    Ayer cumplí mis primeros 47 años (a los 94 cumpliré los segundos, como sabes 47 es número primo). Nunca tuve una primera cita, ni una segunda. Alguna vez por curiosidad pensé en intentarlo, por lo que escribes me doy cuenta que no lo habría soportado. A falta de problemas conyugales y contacto físico, me he aficionado a resolver problemas físicos sin mas, fluídos, cuántica, electrodinámica… Con los problemas de coexistencia de dos electrones en el átomo de Helio ya tengo bastante para lo que me queda de primavera… Gracias ReQueFer tu verdades me hacen libre.

    • requefer dijo:

      Lo bueno de la vida es que cada uno se entretiene como más le gusta. Me alegro de haberte hecho libre (una vez tuve un canario y se quejaba amargamente por este tema).
      Ya sé que no puedo competir con la teoría de orbitales pero hago lo que puedo 😉
      Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s