Veranus horribilis

Ya empezamos con este calor abrasador erótico-festivo. ¿No querías veranito? ¡Pues toma veranito! Alguien se ha dejado abierta la puerta del averno y una corriente de aire cálido nos barre, nos abraza y nos aplasta. Lo mejor de todo es que entre semana hace un sol de justicia y llega el fin de semana y se nubla el cielo, no se te vaya a ocurrir ir a la playa…
Y lo peor es que yo, hasta septiembre, ni vacaciones, ni puentes, ni leches en vinagre. He puesto un barreño con agua on the rocks debajo de la mesa del trabajo y meto los pies para que chapoteen un rato. Míralos, qué felices y despreocupados jugando a salpicarse. Eso, eso, jugad, desgraciados, hasta que volquéis el agua sobre el entramado de cables que baja del ordenador y os deje más fritos que unos pimientos del padrón…
Yo, para combatir el calor tengo varias estrategias, desde abanicarme con una lata de espárragos hasta comerme los lomos de merluza directamente del congelador (refrescantes… brrrr!). Bueno, los dientes se me quedan un poco doloridos y ensimismados cuando los clavo en esos pedazos de pescado hecho mármol helado.
Otra estrategia muy buena es dormir en la nevera, entre los restos humanos que guardo para hacer caldo. A veces mordisqueo una oreja en sueños (malísima para la dieta) pero aparte de eso se está fresquito y cuando irrumpe la policía para detenerme, nunca me encuentra. No, no me preocupa colgar esta información en internet, porque como los polis tampoco leen mi blog… Son más de meterse páginas de bingo online.
Ya sé que tendría que haber colgado el post ayer pero me puse en modo escritura automática, como siempre, esperando que alguna entidad ectoplasmática y cachonda escribiera algo gracioso por mí pero sólo vino un mosquito. Hoy, cansada de esperar, he obligado al mosquito a hacer el post.
Buen finde!!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿Por qué a mí? Diario de una escritora y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Veranus horribilis

  1. Jorge dijo:

    Pues a mi me encanta el veranito, jeje, la playa, la calor.. la gente

  2. Candela dijo:

    Una de mis personalidades miente de forma compulsiva.

  3. Alejandro Barron-Petinto dijo:

    Me hiciste recordar el verano que pasé en Murcia. Un sábado al mediodía salí a caminar con mis dos botellas con agua en los costados de mi mochila, para evitar arrugarme como anciano precoz. La ciudad estaba vacía, parecía que una pandemia se había llevado a todo ser vivo. Solamente los chinos estaban mosqueándose en sus tiendas… Murcia…

    • requefer dijo:

      Jajaja!!!! Sí, el asfalto tiembla ante tu ojos, medio derretido, y sólo los alienígenas resistentes al fuego se aventuran a cruzar… Murcia…

    • Alejandro Barron-Petinto dijo:

      La soledad y el calor murcianos me causaron un poco de estragos, cuando llovió pensé que me sentiría mejor, pero me fue peor, por eso es que decidí suspender mi gira al norte -País Vasco, Cantabria, La Rioja, Galicia y Catalunya-… En cambio, Granada me salvó anímicamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s