Errores en la tapa del libro, ¡sapristi!

Me gustaría saber por qué de vez en cuando, sin más, me quedo sin conexión a internet. Si reseteo el ordenador, doy tres vueltas al comedor corriendo y pongo una velita al cromo de mi pequeño pony vuelve a funcionar. Sin más. ¿Qué pasará el día que se me queme el cromo? ¿A quién se le ocurrió que sería interesante seguir la vida de unos ponys afeminados que se pasan el día comentando sus brillantes colores y peinándose?

Ya me llegó a casa el ejemplar de prueba de “Al otro lado de las llamas”. Como papel higiénico no tiene parangón, las páginas son suaves, sedosas y se adaptan al pom (así lo llamaba una amiga mía… bueno, conocida) con sorprendente elasticidad. También se puede leer en caso de necesidad. En fin, el caso es que la encuadernación es correcta, el interior está bien… ¡Sapristi! ¡Hay algo mal en la tapa!

Mi pareja me ha dicho que el error de la tapa solo somos capaces de detectarlo Perry Mason y yo pero no puedo dejar de mirarlo, mirarlo… Total, he pedido que me subsanen el error, que consistía en una leve deformación de una cenefa y lo que han hecho es suprimir la cenefa. Intuyo que las correcciones se están haciendo desde la NASA porque no se andan con chorradas. ¿Dibujito mal? Dibujito fuera. ¿Nombre de autora incorrecto? Cambiamos a la autora. ¿Tamaño de letra mal? Libro en blanco. Impecable.

Me da igual, yo doy el visto bueno y tiro millas, que si no mi novela no saldrá en papel ni para el fin del mundo (los mayas dicen que será para el 2170, cuando se terminen las salchichas de franfurt por escasez de comida para peces. No te preocupes, no te preocupes, saldrá antes… Nunca sabrás que tenía que ir un dibujo arabesco bajo el título… ¡Ups! ¡Ya lo he dicho! Oye, no se acaba el mundo, si quieres ver cómo tendría que ser, en la tapa de la versión ebook sí que sale.

Ahora te dejo, estoy adentrándome en el anoréxico mundo de la gastroenteritis por cuarta vez desde que mi congrio va a la guardería. De verdad, tener hijos es el método DEFINITIVO para perder peso. Yo ya llevo 3Kg, y… (pausa para vomitar) Perdón, 3,5Kg. Felicidad absoluta, más allá de los anillos de Saturno… (pausa para vomitar)

Me muero.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Al otro lado de las llamas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Errores en la tapa del libro, ¡sapristi!

  1. requefer dijo:

    Perdón, tengo que decir en honor a la verdad que no han suprimido la cenefa. Me han enviado la imagen por mail y se veía tan oscuro que… creí que…
    Se está poniendo buena tarde!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s