La supervivencia está sobrevalorada

¿Qué le pasa a la gente? ¿Qué es esa manía que tiene todo el mundo de querer conservar la vida? Esta mañana me he saltado tres semáforos en rojo con el coche, he atravesado una valla, me he colado en un parque y casi atropello a una mujer que pasaba sin mirar. ¡Sin mirar! ¿Qué pretende, que los demás vigilen por ella? En el último momento la tía ha pegado un salto digno de una rana con sobredosis de cafeína y me ha esquivado.

Pero no contenta con haberme asustado (que casi me abolla el coche! Que yo, es ver un bollo y me lo como, y estoy en plena operación bikini! Sapristi!), va y me increpa, la alimaña. ¡Que pasaba sin mirar entre las flores, despreciando su vida! Me dice cosas que no voy a repetir porque soy una dama pero ha puesto en duda la pureza de mi linaje, cuando todos sabemos que eso no tiene nada que ver con los puntos del carnet de conducir. Me dice que por poco no lo cuenta. ¿Y a mí qué? ¡Pues cuéntalo a quien quieras, cuéntalo! ¡Que yo venía por mi derecha! Además, toda esta zona parquífera está sin señalizar. Ni un ceda, ni un semáforo, el estanque de los patos ahí tirado… Disastro urbanístico.

Además, si no pasa nada. Oye, si se mata hoy ya sobrevivirá otro día, ¡si hay más días que longanizas! Pero no, ella quiere sobrevivir todos los días. ¡Que no falle ni uno! Hay que ser especialita… ¡Brujilde!

En otro orden de cosas, he conseguido sin necesidad de recurrir a la violencia (la violencia es el último recurso de los incompetentes… y mi primer recurso. Por eso no soy incompetente, sino lo dejaría para el final) que el día del libro me inviten a firmar mi novela en una conocida librería de Barcelona especializada en fantasía y ciencia-ficción. ¿Intrigad@? ¿Sudando por la zona del tolón-tolón? Cuando tenga los detalles de horarios, gestión de chocolatinas, etc, te informaré de todo. Sé que no puedes vivir sin saberlo.

Antes, lo que puedes hacer es ir pensando qué vas a ponerte para venir a la presentación de “Al otro lado de las llamas” del próximo 8 de abril en Barcelona (bar Llopart, c/Guadiana 28 20:00 !!!!). Que te espero, eh? Tú, sí, tú, tú, que me debes dinero!!!! Como no vengas te envío a los toreros moteros!!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿Por qué a mí? Diario de una escritora y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s