Hormiguitas

El otro día estaba en el parque y me pasé tanto tiempo parada en el mismo sitio que cuando quise darme cuenta, se estaba proyectando pasar la nacional interhormiguero sobre mis pies. Hay que ver lo marchosillas que se han despertado las hormigas este año, cada día veo algún reguero que aparentemente no lleva a ningún lugar útil pero que ellas siguen como si fuera la procesión de la vírgen del Rocío.

Siempre veo alguna hormiguita que arrastra una miga de pan más grande que ella. Qué fuerza de voluntad, qué decidida, qué vasca es la tía… Y a todo esto, ¿qué comían las hormigas cuando no existía el pan? Pues nada, es evidente que las hormigas poblaron la Tierra después de la invención del chusco de pan.

La sociedad hormiguera tiene su propio sistema de gobierno, la monarquía larvaria, y aquí la única que pone los huevos encima de la mesa es la reina. A su alrededor, una corte de zánganos se pasa el día viendo reposiciones de Verano Azul y el resto, las obreras, hala, a comprar el pan. ¡Y que sea integral, que la reina está que no caga!

Hay que ver lo organizadas que están estas bichejas, lo complejo de su sociedad, esas granjas de pulgones que tienen, tenemos tanto que aprender de ellas… Ay, casi me da pena meter este petardo en la entrada del hormiguero. Pero nada, nada, es san Juan y los humanos también tenemos nuestras normas…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s