Pechito, pechito

Hoy voy a hablarte de la lactancia natural. Es uno de esos temas que hasta que no tienes un bebé, te importa menos que un tomate haciendo footing… No pasa nada, estoy acostumbrada. La leche materna resulta que es la leche, porque tiene una cosa que no le puedes dar a tu congrio recién nacido de ninguna otra manera, ni con biberones ni con reposiciones de la abeja Maya: anticuerpos.
Los anticuerpos son como los antidisturbios contra bacterias varias que están merodeando por tu casa, esperando dar el gran golpe (que suele traducirse en un trancazo mocosuelo): te protegen, ponen controles en los semáforos, hacen calendarios en pelota picada y estas cosas que hacen las fuerzas de seguridad para justificar su sueldo. Sin ellos, tu pequeño Buda va a pillar tres de cada dos resfriados, y tendrá un campamento de mocos permanentemente.
Entiendo que dar el pecho es una decisión muy personal. A fuerza de usarlos de cantimploras, muchos pares de pechos terminan colgando hasta las rodillas, y muchas mujeres no quieren (inexplicablemente, con lo sexy que es dar patadas a tus propios pezones). Pero quiero dirigirme a ellas un momento. ¿Habéis visto cómo os ha quedado la barriga? ¿Os habéis fijado que vuestro mondongo, anteriormente apretadito, ahora parece el caldero de la bruja? Lo que quiero decir es que… ¿realmente os viene de aquí? Tener un hijo no es un buen método para convertirse en supermodelo, ya que te pones haz el pack completo.
Por otra parte, dar el pecho fortalece el vínculo entre la madre y el hijo, es ese lazo invisible tan especial que te diferencia del butanero. Sí, te deja los pezones con grietas sangrantes y llagas ulceradas, pero mira, mira qué foto tan bonita os acaban de hacer…
Y aquí está el argumento DEFINITIVO: Dar el pecho adelgaza. Ahhhhh, haber empezado por ahí, ¿verdad? Ahora todo cobra sentido, amamantar a tu hijo es la mejor manera de escurrir las lorzas del embarazo, así que… ¡Oye! ¡Pero espera, que ese bebé no es tuyo! ¡Que tú no tienes leche! ¡Que eres un tíoooooo…!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s