Pierna articulada

Voy bajando por la escalera con la cadera bamboleante de una vedette y abajo está él. Yo lo veo, me pongo nerviosa, tropiezo, me tuerzo el tobillo, salgo volando hacia adelante con la fuerza de una abuela en las rebajas, trato desesperadamente de agarrarme a la barandilla pero solo consigo hacer cinco posturas de tai-chi y caigo con una graciosa desnucada. Así, con elegancia.

Él se acerca rápido y solícito. Si no fuera un escarbajo, le pediría salir, pero ni siquiera es un vertebrado. Lo nuestro no solo es imposible, es que me está dando un ascazo que me pongo de pie de un salto, ignorando que una de mis piernas parece tener ahora tres articulaciones, pego un berrido que me haría triunfar en La Voz Pigs y corrrrrrro por mi vida.

Yo soy una tía cosmopolita, sofisticada y ahora con tres articulaciones en la pierna izquierda, como comprenderás los bichos no me gustan ni con bata de cola. Por cierto, mi traumatólogo me ha visitado cada día durante toda la semana, dice que nunca había visto nada igual. Hasta se ha hecho fotos retorciéndome la pata y poniéndosela alrededor del cuello como una bufanda para luego colgarlas en Instagram. Me estaba preocupando, pero luego se ha cogido un café de la máquina y también le ha hecho una foto para instagran antes de bebérselo. Qué alivio, es una persona normal.

Me ha dicho que no me preocupe por nada, que seguro que me contratan en el circo, porque lo que es volver a poner el hueso en su sitio está complicado. También dice que utilice cera para depilarme las piernas, que con cuchilla eso pincha como un zarzal. Será posible, la alimaña esta con bata blanca…

Al menos esta experiencia me ha servido de algo. Ahora nunca salgo de casa sin el cucarachicida y siempre llevo unas bragas decentes. Nada de las bragas de setas ni las de fotos de monjas (lo sé, lo sé, no sé en qué estaba pensando), porque adivina en el instagram de quién han terminado…

Te recuerdo que solo durante este mes “Al otro lado de las llamas” en ebook está por 0,99€, un descuentazo de la releche para que nunca pueda viajar a las Bahamas.

¡Y no te olvides de “Lúa”, mi nueva novela!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s