Ya estoy de vuelta

Ya ves, estas navidades me he cogido vacaciones y no he escrito en el blog, no me he cortado las uñas y no me he duchado. Ah, esto es vida… Pero todo lo bueno se acaba, y hay que volver a la normalidad. Cuando te llaman para ficharte para la próxima película de Star Wars, sabes que ha llegado el momento de meterte en la ducha con aguarrás y un estropajo nanas.

Y ahora que ya puedo separar los dedos de las manos otra vez (estaban haciendo una involución a la pezuña porquilde), me lío con el primer post del año, cargado de energía y buen humor, y… ¿propósitos de año nuevo? No, gracias. Si no he sido capaz de ponerme a dieta en los últimos cinco años, no veo por qué tengo que flagelarme psicológicamente durante quince días para luego mandar el régimen a tomar por jurjo. ¡Aquí nada de régimen, que esto es una democracia!

Si quiero hacer algo, lo haré cuando me apetezca, concretamente el doce de marzo (fecha sin connotaciones especiales en mi vida, que tradicionalmente he pasado sin pena ni gloria, ni perro que me ladre). Faltaría más. Por el momento, voy a seguir reconcentrada en mis temas, a saber: ¿Dónde está la mano del cadáver que descuarticé hace dos semanas? ¿Por qué se habla tanto de la bomba de hidrógeno de Corea del Norte y nadie dice nada de la bomba de agua que se ha montado mi vecino? ¿Cuándo llegará el frío para que pueda lucir mi chaquetón de pelo de poni? ¿¿Por qué esta mierda de chaquetón no me cierra, será porque es de pelo de poni y tendría que ser de pelo de caballo culón?? Y por último, pero no menos importante, ¿por qué tengo la cocina infestada de moscas?

Respecto a mi faceta de escritora, que últimamente no menciono mucho por temor a que sepas que escribo novelas (¡oh, my god, se me ha escapado!), le he pedido a los Reyes Magos que me dejara publicar mi tercera novela y… Ya casi puedo olerla… De momento y para abrir el apetito, te dejo mis dos primeras novelas: “Al otro lado de las llamas” y “Lúa”. Están en Amazon. La página web. No el río. Esta aclaración es innecesaria si no eres mi abuela, ¡¡¡PERO PODRÍAS SERLO!!!.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s