O me voy de vacaciones o mato a alguien

Estoy mirando viajes para irme unos días fuera. No en semana santa, que es caro como 100 gramos de huevas de caracol, si no una o dos semanas más tarde. Total, es la semana que más llueve en todo el año… (lo del arca de Noé sucedió un jueves santo, todo el mundo lo sabe) Todavía no tengo decidido ni el destino. ¿Qué más da, si yo lo que quiero es cambiar de aires? Yo, mientras sea un sitio que no conozca, me voy a Guantánamo si hace falta, y feliz. Oye, y hacen unas ofertas para Guantánamo en régimen de pensión completa que están muy bien, sólo tienes que meterte en un avión rumbo a NY y gritar algo en swagili en pleno vuelo. Te reservan habitación rápido, rápido, y tienen un servicio de masajes incluido que lo flipas. Te dejan del grosor de una alfombra persa, finit@, finit@.

Y es que necesito un respiro, acabo de salir del trabajo y también me han dejado el cerebro como una alfombra persa. Qué tute, oye, qué broncas, qué empastes tienen los clientes en las muelas. Cuando gritan abren una boca que se les ve hasta el contenido del intestino grueso (no quieras saber lo que hay ahí…). Me han dejado el pelo todo para atrás y la cara sin una sola arruga, estoy encantada. Eso sí, me ha dicho el otorrino que no volveré a escuchar el gorjeo de los pajarillos a menos que me ponga un amplificador en el oído como los de los conciertos de los Rollings. ¿Que por qué me llevo broncas? Es lo que pasa cuando estás entre las judiadas que hacen tus jefes y los cabreos que se llevan los clientes, y suele terminar haciendo contigo un bocadillo de desgraciad@.

Pasemos a los deportes. Me he pasado el fin de semana intentando que apareciera a la derecha del blog una imagen de la carátula de la novela con un link a Amazon pero que si quieres arroz, Catalina. WordPress es un misterio indescifrable que no me deja hacer lo que yo quiero, lo máximo que he conseguido es que salga un puño cerrado con el dedo corazón extendido, indicándome muy amablemente que me vaya a tomar por el jurjo. Por eso voy a dejar una minifoto de la carátula de “Al otro lado de las llamas” que te llevará directa e irreversiblemente a la página de Amazon. Sin pasaporte ni hostias.

Pincha para conseguirlo!

Pincha para conseguirlo!

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ¿Por qué a mí? Diario de una escritora y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a O me voy de vacaciones o mato a alguien

  1. Álvaro dijo:

    Hola, Vanesa, jajajajaja, perdóname, pero es que me he partido en tres al leer el artículo, empezando desde luego por el título que es que he soltado una carcajada que hasta el perrito se ha asustado 🙂

    Pues nada, habrá que pillar la oferta del Guantánamo Palace ese jajajajaja, madre mía; aunque por lo visto tienen otros hoteles de la misma guisa esparcidos por todo el orbe, eso sí, como es de alto estanding pues están escondidos, pero como digas algo que no es lo debido te abren un hotelito de esos en cualquier parte jejejeje.

    Un placer leerte, voy a echar más ojos al resto del blog.

    • requefer dijo:

      Buenas Álvaro!
      Me alegra que te guste el blog. Procuro escribir antes de tomarme la medicación, es la clave 😉
      De momento no he tenido el gusto de alojarme en ninguno de estos hotelitos, mi pareja es más de campings, pero todo se andará.
      Un abrazo!

  2. Elena dijo:

    Un día duro, sin duda. Menos mal que con tus escritos pasamos un buen rato! A descansar y mañana más. Besos!!!

  3. Álvaro dijo:

    Hola de nuevo, simpática!!

    Ya estoy a un tris de conseguirlo, es que la que se me ha montado al ver tu libro en amazon… madre mía, es que tengo muchos libros por publicar, y nada, que me he puesto a ello, así que gracias, aunque sea de forma indirecta jeje, porque al fin voy a poder ver hecho realidad un sueño de mucho tiempo.

    Luego ya me bajo el kindle para windows y pillo el libro.

    Un abrazo!!

  4. Álvaro dijo:

    Pues trescientos cincuenta y siete millones de gracias por la recomendación, la verdad es que me viene de perlas porque ya tenía “maquetados” los libros para edición en papel, pero no para libros digitales; ayer ya hice pruebas y de los dos que he publicado uno me ha salido mejor que otro, o sea, el segundo, dándome cuenta de que es importante el formato, o sea, el no formato y demás cosas, qué chula la página, la veré más 🙂

    Gracias de nuevo.

    • requefer dijo:

      Yo encontré esa página por casualidad y la verdad es que me salvó la vida. Dentro de KDP, en Amazon, en la ayuda encontrarás también un manual en PDF donde te explica cómo hacer que del índice te lleve directamente al capítulo, cuánto tiene que “pesar” la tapa, medidas, etc. Hala, a publicar, que cuantos más seamos, más reiremos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s