La tensión se palpa y se manosea

Antes que nada, deja que calme esa angustia que no te deja vivir: He hablado con Amazon y no van a bloquear las ventas de la novela. Al parecer mi acción conjunta mail + sicarios ha dado resultado y me han dicho que no me preocupe por nada, que si el ITIN tarda en llegar, pues más tardará la primavera. También me han enviado media docena de huevos por correo vía los sicarios, de esos peluditos, ensangrentados… ¿No son un cielo?

En fin, ahora que ya te ha bajado la tensión a límites normales y has dejado de flotar como un globo aerostático de Hello Kitty podemos pasar a temas más mundanos como “este finde le he quitado el pañal a mi congrio. Sin retorno. Sin compasión. Sin éxito”, pero no. Últimamente siempre te hablo de la cría y esto ya parece un blog de consulta para madres desahuciadas.

No, tengo más vida que esta niña que gira su cabecita 360 grados y se caga literalmente en su padre. Por ejemplo, puedo decirte que en la fábrica de balones de piel de bellota donde trabajo están a punto de terminar de negociar un ERE que ríete de la extinción de los dinosaurios.

¿Que si estoy nerviosa? Pues mira, he pasado tantos nervios durante tanto tiempo que he rebasado mi limite y ahora soy como un estanque de agua clara, impasible, como un espejo en el que se reflejan el cielo y las estrellas… ¡Y que no se acaba nunca, el jodío! ¡Que en vez de dedos tengo ya muñones de comerme las uñas! ¡Basta ya, que digan lo que sea de una vez, que estamos todos con la mente emparrada y las neuronas colgando como uva madura!

Como iba diciendo, estoy la mar de tranquila, sólo quiero saber si tendré que utilizar la escopeta que estoy acariciando entre mis manos en estos momentos… ¿Es tanto pedir? ¡La pobre no sabe a qué atenerse!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Al otro lado de las llamas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La tensión se palpa y se manosea

  1. mariatakones dijo:

    Me alegro mucho que lo tuyo con Amazon vaya viento en popa (que no pompa). Y lo de la escopeta,déjala para cuando tengas que guardar tus espaldas del acoso que tendrás por el hiperéxito de tu libro Al otro la lado de las llamas .

  2. requefer dijo:

    Muchas gracias, guapa!!! Respecto a lo de la escopeta, es ella… Me susurra cosas, quiere que la dispare contra gente… ¿Qué puedo hacer yo?

  3. Enhorabuena loca!!! Por cierto, si vas a usar la escopeta, avísame, que cojo la katana y te acompaño en la masacre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s