Así son las cosas… o al menos así te las cuento

Estos días me han pasado muchas cosas y, la verdad, te tengo dejad@ de la mano de dios. Claro, me lío a decir tonterías que no vienen a cuento, que si la vida voyeur y capulláceamente célibe de las ladillas, que si qué pasta de dientes usan las morsas, que si… Vaya, ya lo he vuelto a hacer. ¡Al lío!

Para empezar, Un Libro Para Leer ha publicado una entrevista a mi chiquituela y pizpireta persona. En contra de lo que me pedían a gritos todos los poros de mi piel (arriesgándose a llenarse de fundamentos cacoides y convertirse en puntos negros, hay que ver, qué irresponsables) he decidido decir LA verdad (si hubiera dicho MI verdad querría decir que es mentira pero me lo creo porque lo digo yo). Bueno, léela y me cuentas qué te parece.

Más cositas. Ayer hice una presentación de “Al otro lado de las llamas” (después de un año y pico, espero no tener que aclarar que no me refiero a las llamas que escupen gapos) y fue genial. Contra todo pronóstico se presentó gente amable y simpática que compró mi novela con un esperanzado “Ya pago, ya pago, ¿podrías dejar de apuntarme con esa ballesta, por favor?”. Todo muy agradable y acogedor, y además en un bar, que siempre es ganchitamente socorrido (bar Llopart, esta es la vez número 100 que lo digo y estoy mirando fijamente al espejo a ver si aparece un tío con una caña y unas olivas).

Más cositas… El día del libro (23 de abril, no olvides felicitar a TODOS tus libros) estaré firmando ejemplares de mi novela (y lo que se tercie… Una orden de alejamiento, una sentencia de muerte…) por la mañana y por la tarde en la librería Kaburi (paseo Sant Joan 11, Barcelona). ¿Por qué siempre en Barcelona, por qué siempre en Barcelona?, oigo que susurras por lo bajinis con Rintintín. ¡¡Sí, con Rintintín, que lo oigo ladrar desde aquí!! Pues porque tengo un bono de metro y tendré que aprovecharlo, digo yo. Más adelante, si todo va bien y ensalzáis “Al otro lado de las llamas” al olimpo de los libros, igual me compro un bono para el AVE y…

¡Más cositas! Tengo pendientes más presentaciones en breve (muy breve… ¡Sapristi! ¡Ya llego tarde!), así que mucha atención al blog, a Twitter, a Facebook y a lo que grito desde el balcón. Te iré avisando… ¡¡¡Pero ven, alimaña!!!

¡MÁS COSITAS! “Al otro lado de las llamas” ya está disponible en algunas librerías (solo las mejores, evidentemente, la crema y nata de… Bueno, por las que me he podido pasar), a partir de ahora a la derecha y si pasas el ratón sobre la pestaña “Al otro lado de las llamas” (sin pinchar, que te veo) verás un apartado con los lugares donde puedes comprarlo. Había pensado titular la pestaña “Sexo duro con insectos palo” pero luego he pensado que podía inducir a error en gente que no sepa lo que es un insecto palo… Bueno, está aquí.

¿Más cositas? Creo que ya te he saturado bastante por hoy. Solo recuerda lo más importante: Los príncipes nunca se presentan en forma de rana encantada, porque están bastante puteados. Recuérdalo, las ranas encantadas suelen ser solo ranas. Busca una rana malhumorada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Al otro lado de las llamas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s